fbpx

La espiral virtuosa del diseño gráfico

viajar-diseño-gráfico

Vemos imágenes en todos lados, en programas de televisión, cuando salimos a la calle, en nuestros espacios digitales. Todo el tiempo estamos siendo bombardeados por distintos tipos de contenido visual y audiovisual. Pero, ¿ qué tan conscientes somos de que detrás de cada imagen hay alguien que la pensó para nosotros?

Esos diseños que llaman la atención pasaron por un proceso para llegar hasta nuestros ojos. Nos conocen e interactúan con lo que hemos aprendido, por ello es que nos identificamos y los adoptamos. En esta ocasión charlé con Abram Milian sobre el diseño gráfico y todo lo que implica la creación visual y los retos de mantenerse en esta profesión. Esto fue un poco de lo que me contó.

Hice una incursión medio extraña, y me fui orientando al diseño gráfico que era algo que me gustaba mucho, mucho." Abram inició con estas palabras, la pasión que siente sobre lo que hace, se transmite a sobremanera. "Soy Abram Milian mercadólogo de profesión, estudié cinco semestres de artes visuales, pero me dedico al diseño gráfico y web; me he ido desarrollando en esta área poco a poco, he mejorado mi técnica e ido aprendiendo del conocimiento teórico".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Abram Milian (@abram_milian) el

Como bien lo dice Abram, ha pasado por distintas áreas antes de descubrir que el diseño gráfico, era su pasión. “Fue extraño ir pasando de un lugar a otro. Yo inicié estudiando administración de empresas, mi papá es comerciante, fabrica ropa y más o menos esa era la idea de mi futuro, seguir con el negocio y emprender con eso. Pero, en el camino me di cuenta que me gustaba mucho el área creativa, pase de esto a la publicidad. Y por ahí alguien me dijo, mercadotecnia puede ser la opción". 

“Acabé la carrera pero, descubrí que lo más me gustaba era crear. Empecé a hacerlo por hobbie y lo demás se fue dando orgánicamente. Uno de mis cuñados me pidió un trabajo, lo hice; entonces fui a una imprenta a dejar el diseño. En ese momento, el dueño de la imprenta me preguntó sobre quien había hecho el diseño, le dije que yo y me ofreció trabajo. Así fue como comencé de lleno a diseñar. Me dije esto me gusta y creo que se puede vivir del diseño gráfico”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Abram Milian (@abram_milian) el

“Llevo diez años haciendo diseño gráfico. Me han tocado tiempos buenos, y malos. Todo esto me ha ayudado a forjar el camino en el que me encuentro y soy feliz”.

Diseñando para emprendedores.

Para Abram el crear como diseñador gráfico, siempre es un proceso de exploración y que además tiene implicaciones creativas para el tipo de cliente con el que más trabaja: emprendedores. “Es positivo ser diseñador porque todo el tiempo estás creando y conceptualizando, eso es increíble. Tener un problema que resolver y buscar la manera de darle solución en cuanto a forma, concepto y técnica hasta que llega un producto, es fascinante. Siento que es muy satisfactorio ver tu logo en la calle, en un poster o en la pantalla, en un sitio web, es bonito. Además es una solución que brindas al cliente para su negocio”.

“A mi me gusta mucho trabajar con pequeñas empresas. He hecho logos para tortilleras, para mamás de amigas que hacen chiles en conserva. Me gusta mucho hacer esto, es un proceso distinto". El trabajar con emprendedores, tiene una carga muy personal para Abram.

“Estoy convencido de que esos pequeños negocios pueden salir adelante frente a los monstruos transnacionales. No digo que sean su competencia directa pero en cierto sentido sí, es importante que los emprendedores pequeños subsistan. Siento que algunos abren y al poco tiempo tienen que cerrar. En parte, tiene que ver con el desconocimiento de las estrategias que implementan, de diseño, publicidad. Pero, estoy convencido de que para crecer, hay que apoyarnos entre nosotros. Los que venimos desde abajo y ya sabemos como crecer, si podemos ayudar, lo hacemos".

Uno de los puntos fuertes y que hacen la diferencia en los diseños de Abram es que ha sido comprensivo con sus clientes. “He aprendido a escuchar, me gusta mucho una frase que dice “la empatía es el corazón del diseño”. Siempre trato de escuchar al cliente, ser paciente, y entender lo que necesita. Para después desarrollar el producto. Algo que me inspira mucho es que hay que pensar en el proceso, no en el producto. Trato de hacer lo que el cliente necesita, no lo que yo sienta o lo que yo quiera”

“Siento que he logrado entender a los clientes y transformar eso en un producto que pueda sentir. Creo que no tengo un estilo, trato de adaptarme a lo que el cliente necesite. Solemos desarrollar un estilo sin quererlo, pero trato de enfocarme a mis clientes y el como puedo ayudarlos”. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Abram Milian (@abram_milian) el

“Creo que el diseño gráfico tiene implícito un beneficio social y que entre las personas que iniciamos desde cero tenemos que ayudarnos”

El diseño gráfico como inspiración.

Abram trabaja como freelance de diseño, situación con la que ha tenido sus altas y bajas pero que al final lo ha llenado de muchas experiencias. “Fue y es complicado iniciar como freelance. Porque es difícil encontrar buenos clientes y se hace un círculo vicioso. Un mal cliente te lleva a otro mal cliente y así sucesivamente. Pero cuando te das cuenta como funciona empieza un círculo virtuoso, llega un buen cliente que te recomienda con otro bueno y se hace un espiral de éxito”. 

Ante lo que algunas personas consideran practicidad, el diseño gráfico lo ve de otra manera. Esta situación puede ser una alerta pero Abram le da a un giro a esa perspectiva. "Hay mucha competencia, está el asunto por ejemplo de que en las imprentas te regalan el diseño. La cuestión del diseño es muy compleja pero afortunadamente hay todo tipo de mercados. Hay gente que necesita un diseño gratis y otros que saben el valor de un diseño y se acercan a ti”.

Abram sabe que la competencia está ahí pero al contrario del pensamiento arcaico de no revelar tus secretos, él opta por compartir su conocimiento. “Estamos en esa época donde podemos compartir información e inspirar a otros. Así como yo me he inspirado de mucha gente creo que ese círculo no se debe romper y cada vez van a salir cosas más padres”

“A mi por ejemplo, me inspiran artistas, fotográfos, ilustradores. Diseñadores como Milton Glaser e Isidro Ferrer. Me inspira mucho Jorge Alderete, un ilustrador argentino que tiene mucho tiempo trabajando en México. Una ilustradora chilena Maria Luque, tiene un estilo y perspectiva muy infantil y muy libre que me gusta mucho. Además de Pascal Campion, Catalina Bu y Amira Aranda”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jorge Alderete (@dralderete) el

Abram tiene un espacio en sus redes para compartir su proceso con su audiencia. "Comparto lo que hago en mis redes sociales porque estoy muy agradecido con el trabajo de diseñador, ya que todo lo aprendí de forma autodidacta. Yo leía muchos libros de diseño, revistas y blogs; además veía muchos tutoriales. Si yo aprendí así, sería muy injusto no compartir lo poco que sé. Lo hago por agradecimiento, en YouTube tenemos cien mil tutoriales y cualquier cosa que no sepas hacer, buscas y listo”. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Abram Milian (@abram_milian) el

Viajar y diseñar.

Uno de los proyectos de Abram es "Viajar y Diseñar" que surgió de juntar lo que le apasionaba. “El proyecto "Viajar y Diseñar", ha surgido de manera muy orgánica, desde que tengo memoria me gusta mucho viajar y salir a conocer lugares, tuve la fortuna de que mi papá nos llevaba mucho de viaje, de ahí creo que desarrollé mi espíritu viajero. Me gusta mucho salir, si son viajes largos mejor. Tenía varias amigas que viajaban por Latinoamérica, y me inspiraban; y yo me decía tengo que hacer un viaje largo".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Viajar Y Diseñar (@viajarydisenar) el

"Pero la primera pregunta que me surgió fue: ¿cómo lo voy a solventar?. No me cerró el mundo, al contrario a mi me quedó excelente juntar ambas cosas, por un lado viajar y por otro lado solventar mis gastos diseñando, juntando así mis dos pasiones. Me puse una fecha y comencé a hacer ambas, en mi área afortunadamente se pueden hacer las dos cosas, trabajar con clientes a distancia es más sencillo, no se preocupan en donde estés salvo que tengas que tomar fotos o algo así. Pero ya casi nadie necesita que estés cerca.

Decidí hacer mi viaje por México, primero fui al Sur y luego al Norte. Viaje cerca de 9 meses y apenas voy compartiendo una tercera parte de esta experiencia en mi Instagram".

El tener contacto con otros espacios también influyo en lo que Abram creaba. “Viajar incide en todas las partes de tu ser, en tu parte física, creativa, espiritual. Cuando uno desarrolla un trabajo creativo, mientras más conectado estés contigo mismo, no sé si se escuché muy metafísico pero, creo que las ideas llegan cuando dos cosas se conectan.

Por ejemplo, voy a hacer el logo de un restaurante y ya tienes la idea, pero de pronto cuando vas caminando, cuando vas viendo. Conecta con algo que hace clic y te surge la idea, en ocasiones claro. Pero a veces, son horas de trabajo y bocetaje, no quiero decir que llega la musa, te toca e inspira, porque en ocasiones es mucho trabajo de investigación. Cuando viajo me liberó de la monotonía y eso me ha ayudado en mi proceso creativo”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Viajar Y Diseñar (@viajarydisenar) el

El diseño gráfico en tiempos de pandemia.

El diseño es una las áreas menos valoradas en México, pero la pandemia pareciera, que vino a poner en otra perspectiva las cosas. “La pandemia me ha tratado bien y mal. La cuestión del encierro ha sido fuerte, al principio batallé mucho con la cuestión emocional, entre en pánico al ver las noticias y toda la información que circulaba, la ventaja es que siempre hay familia y amigos cercanos que te ayudan a liberar la tensión y ayuda. Fue duro, me imagino que como con todos y en la cuestión del trabajo, siento que hubo una especie de despertar digital. Tengo mucho trabajo de diseño web”

Abram cree que esta pandemia ayudo a la gente a explorar otras áreas. “Hay mucha gente emprendiendo, porque quizá muchos se dieron cuenta que tener un trabajo de oficina, los limitaba en estas circunstancias o también tuvieron el ímpetu de decir, es ahora o nunca. Siento que hay una especie de despertar digital que da mucho gusto ver, y que me ha ayudado a mantenerme ocupado durante la pandemia y la situación que estamos viviendo”. 

“Considero que uno debe hacer lo que le den ganas de hacer. “Sé un amateur, en esta vida todos somos amateurs y nadie vive lo suficiente para ser otra cosa” es una de las frases que más me gusta porque te libera de esa carga donde tienes que ser muy bueno en lo que haces si no, no vale la pena. Si te gusta dibujar hazlo, si te gusta la foto explora, pero solo hay que quitarnos a esa voz que te dice “no puedes porque no estudiaste”, “no puedes porque no eres bueno”, obviamente todo suma pero si no puedes estudiar por ejemplo, hazlo con lo que tengas a la mano”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Abram Milian (@abram_milian) el

Lo que viene para el diseño gráfico.

No podía quedarme con las ganas de preguntar a Abram, lo que veía a futuro para el diseño gráfico y lo que el podía observar que llegaría a pasar después de la pandemia. “El diseño cada vez más tiende al autoaprendizaje, actualmente uno lo pueda desarrollar por sus propios medios. Las herramientas son menos complejas, desde que las personas utilizan Canva, una aplicación en las que las personas pueden crear diseños desde su teléfono. Me parece perfecto, porque pues no podrían pagar a un profesional de diseño. Creo que hay una especie de democratización de herramientas del diseño, eso no quiere decir que se vaya a acabar, más bien está poniendo nuevos retos al diseño para aportar algo más de lo que ya hacen las herramientas actuales que están al alcance de todos”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Abram Milian (@abram_milian) el

“Se van a mezclar muchas técnicas en el diseño, hay una vuelta a lo analógico. Papel, collage para conectar con lo artesanal. Creo que será muy diverso”.

Y si alguien tiene aún esa duda sobre si debería dedicarse al diseño gráfico es momento de quitar esos prejuicios de la cabeza, con lo que Abram nos dice. “Hay muchos memes de diseño y muchos son reales. Pero todo tiene que ver con como haces tu trabajo en la realidad. Al principio es difícil como todo trabajo pero cuando encuentras el círculo virtuoso que te comentaba todo es más sencillo. Que lean mucho, cuando uno aporta al diseño, no es tanto lo que sabes más bien lo que está detrás, lo que ves, los viajes que haces, los museos que visitas. Toda esa parte que no se ve, esta dentro del diseño". Abram me dicen confiado y con estás palabras concluye la entrevista:

"Hay que comprometerse a hacerlo, a aprender y a innovar para ver que nuevas cosas surgen”.

“Todo lo que consumes, sale en tus creaciones visuales".

Si quieres conocer más del trabajo de Abram, te invito a seguirlo en su Facebook e Instagram y a visitar su sitio web.

Agradezco mucho su tiempo de domingo, el cual me dedicó para esta entrevista, ¡nos leemos en la próxima!

Comments

comments

Comments for this article have been closed.

Go up