fbpx

"El Otro Mono" un espacio firme al cambio.

el-otro-mono-galeria

Desde que inició la pandemia no había tenido la oportunidad de asistir a espacios y a realizar una entrevista presencial. La mayoría de las que les muestro en esta sección han sido charlas en la virtualidad.

Cuando invité a "El Otro Mono" a participar en esta sección me invitaron gustosos a su galería y yo estaba más que emocionado; porque desde que inició la pandemia no había tenido la oportunidad de visitar estos espacios.

María Ramos una de las fundadores de este proyecto; me recibió con una visita guiada sobre la obra de Federico Jordán explicándome todo lo que implicó el montaje de esta ponencia. Desde Saltillo, Coahuila o alguna parte del mundo. El artista les dio instrucciones entre llamadas, videollamadas y mensajes, para que en colectivo, reinterpretaran su obra en este espacio.

El resultado fue un proceso que involucro al equipo de "El Otro Mono" para reinterpretar la riqueza de las imágenes que Federico quería transmitir. María me contó esto con una gran emoción y fue entonces cuando entendí porque "El Otro Mono" es un espacio necesario.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

Un espacio que abre las puertas.

"El Otro Mono" es muchas cosas, entre ellas un espacio expositivo." Me comenta María Ramos. "Desde sus inicios se pensó como un lugar para mostrar e investigar sobre lo que está pasando a nivel artístico en México y la localidad, pero siempre con la idea de mostrar las cosas de una forma distinta. Y detectar, que es lo que está pasando en los espacios "oficiales" o recintos más concurridos; para saber el porque no se está mostrando cierto tipo de arte en esos lugares".

"En la exposición que acabas de ver de Federico Jordán, a pesar de todo el curriculum que tiene de ilustración. No es considerado como un personaje que esté dentro de la "escena del arte" a nivel nacional, su trabajo se muestra en París y Nueva York pero no en México, es una cosa muy particular y un fenómeno que sabemos de donde deriva”.

Lo que sucede en la llamada "escena del arte" es una práctica que existe en cualquier área en México, espacios reducidos, una gran demanda pero solo algunos seleccionados.

“Estando dentro de la escena cultural, todos nos damos cuenta que algo no está pasando a nivel institucional en relación a los artistas en general. Pues prioriza una agenda y a unos personajes pero está dejando a un lado la posibilidad de mostrar el trabajo de un gremio que parece ser muy chico pero es muy amplio. Y las instituciones no están haciendo el trabajo de dar espacio para artistas que no están dentro de esa agenda, lo cual no debería ser así".

Tomando en cuenta el proceso de las instituciones, "El Otro Mono" busca darle un giro a su proceso de selección de artistas en exposición . "Hay muchas maneras en las que los artistas pueden exponer aquí. Desde recomendaciones de amigos, de gente con la que tenemos contacto, que nos comentan sobre el trabajo de otras personas.

Nosotros dentro de la misma agenda que llevamos de ir a estudios o ir a ferias, vamos haciendo contactos. A Federico lo conocimos en la Feria de Arte Accesible de Monterrey (F-A-M-A). También han sido encuentros fortuitos y artistas que mandan su currículo a la web o seleccionamos a aquellos que creemos que aportan algo a la escena artística actual y que no están teniendo la difusión que merecen". 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

"Los espacios que están siendo abiertos por otros artistas son los que están dando brecha para que artistas emergentes expongan”.

Un compromiso en conjunto.

Iniciar el proyecto de "El Otro Mono" ha sido una montaña rusa de emociones, personas y diálogos para seguir creando y creciendo en conjunto. “La galería se abrió con la participación de Rodolfo Florencia, Cristo Contel, Pedro Mantécon, Mayari Hernández, Andrés de la Torre y yo María Ramos; ha sido un ir y venir de personajes que entran y salen del espacio.

Sabemos que existe una necesidad por este tipo de espacios pero implica muchísimo compromiso y trabajo, que no se ve redituado de manera instantánea. 

Todos decidimos y aceptamos el hacerlo, pero ya que estamos ahí de repente decimos ¿en qué me metí?. Todos estos artistas que te mencioné tuvieron el ímpetu de involucrarse. Y hubo algunos que se acercaron y nos dijeron, la verdad es que no puedo operar un espacio. Lo mío es la vida de artista y prefiero otras cosas.”

Pero este proceso incluso, los ha llevado a replantearse como es trabajar con distintas perspectivas. “Siempre enriquece la presencia de un ser humano en un grupo. Creo que hoy en día, no estamos dispuestos a confrontar. Cada vez es más difícil encontrar puntos de injerencia y concordancia, es decir, podemos no estar de acuerdo pero no odiarnos.

Hace falta entender que a partir de esos puntos de discordancia podemos generar algo más. Tener todos estos puntos de vista tan diversos, a nivel personal y laboral te permite crecer. No tengo muy claro hacia dónde va el proyecto, te soy muy honesta pero lo que sí sé y para nosotros es claro como equipo, es que es necesario; porque si no existen estos espacios no hay otras formas de ver la misma cosa de manera diferente”. 

Actualmente el proyecto de "El Otro Mono" esta conformado por Pedro Mantecón, María Ramos, Gloria Jiménez, Ketzalli Santibañez, Araceli Coyote y Alonso Lopez.”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

El cambio constante.

La oferta artística en Cuernavaca se encuentra en constante crecimiento y cambio. Además de tener otros intereses, ante esto "El Otro Mono" tiene una postura muy clara. “Si hay muchos proyectos, pero el enfoque no es meramente artístico. Considero que hace falta un compromiso real en el sentido de, vamos a apostarlo todo y vemos que sucede. ¿Qué pasa si rentamos entre ocho un local mínimo y cada mes rotamos expos?, esto es algo que implica un trabajo y compromiso.

Ahora es muy cómodo también decir llevo un proyecto de arte unos meses haré una feria y entonces todo mundo le va a dar clic. Hay una diversificación sí, pero que como gremio no va a ningún lado.

Porque todo el mundo quiere la atención sobre sí mismo, y la mayoría de proyectos se generan a partir del interés de querer obtener estímulos a nivel federal o privado pero que pronto desaparecen. Cuando ya no puedes vivir de las becas o los incentivos, el proyecto ya no tiene seguimiento.

El tener un espacio físico para nosotros ha sido un compromiso de decir, tienes un contrato de un año, hay que ver que hacemos entre todos para que funcione”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

Si no existen estos espacios no hay otras formas de ver la misma cosa de manera diferente".

Subsistir en el mundo del arte es complejo.

"El Otro Mono" ha tenido que enfrentarse a otros retos tanto de espacio como de prejuicios que siguen vigentes. “Desde el día uno ha sido complicado subsistir. Este espacio estaba pensado para abrirse desde septiembre de 2017 pero como todos sabemos sucedió lo del sismo y tuvimos que retrasar casi seis meses el poder inaugurar.

En "El Otro Mono" tenemos gran interés en la pintura y el dibujo. Creemos que son vertientes que están quedando de lado porque no son arte conceptual pero hay muchísima gente que está haciendo esto en México, grandes pintores y dibujantes. Lamentablemente, en los espacios institucionalizados hay una aversión a regresar y mostrar este tipo de trabajo”. 

Adquirir arte en México se ha vuelto un proceso elitista y hasta sin un sentido claro más allá, de solo adquirir ciertas piezas por moda. "Hay una falta de interés por adquirir arte, la gente que tiene el poder adquisitivo estigmatiza, al decir cosas como “no lo entiendo”, “esto no es para mi”, y de entrada no se sienten bienvenido en una galería o una exposición.

Todos los que vamos a un espacio de este tipo, por ejemplo en el centro, somos del mismo gremio de artistas; es super raro que alguien externo a este gremio asista a una inauguración, ahí de entrada hay algo que está mal. ¿Por qué la gente que no es del gremio artístico no se está interesando en el arte?

Yo me lo preguntó, ¿qué sucede a nivel educativo, emocional, social, cultural para que la gente que vive en esta ciudad no se interese por lo que produce? Hay algo que no estamos viendo y que es grave.

Considero que, el llamado "mercado del arte" en México se ha viciado muchísimo; y se han creado estas figuras que están íntimamente ligadas a la política y que se presentan como una moda. Diciéndote: “si no tienes esta pintura de Juanito Pérez, entonces no eres un buen coleccionista”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

El hecho de no tener claridad para comercializar arte, hace que en muchas ocasiones el artista termine perdiendo.

“Cuando empezamos este proyecto. Nos dimos cuenta que hay cosas que no están funcionando para los que nos dedicamos al arte en este país. De entrada el "mercado del arte" valúa o hace pensar a los artistas que pueden dar un precio a su trabajo mil veces arriba del material y tiempo que ellos usan para hacer sus piezas.

No digo que no se pueda, pero cuando una persona sale de la carrera quiere vender una pieza a un valor muy alto. De entrada se está autosaboteando porque está sobrevalorando su trabajo.

Y es difícil verlo en el mundo del arte, pero vamos a simplificar, si yo te dijera necesito un abogado y tu me dices claro que sí te recomiendo a un amigo que acaba de salir de la carrera y es buenísimo te va a cobrar trescientos mil pesos, es ahí cuando yo te diría, pero a ver ¿cómo?, tu amigo está por salir de la carrera y me está cobrando tremenda cantidad.

Con este ejemplo, te puedo decir que no conocemos el mercado del arte. Muchos de los que nos dedicamos al arte en México y a nivel mundial no entendemos lo que está pasando a nivel económico.

El porque se está evaluando de cierta manera, ¿el por qué un plátano en la pared vale cuatrocientos mil dólares?. Cuando yo soy un gran pintor y mi pieza que está bellísima no lo cuesta, ¿por qué se vende en una feria y no está en un museo? creo que hay muchas cosas que no conocemos y no nos damos a la tarea de conocer; esas son las cosas que nos juegan en contra”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

El arte en México no está pensado como una cosa de disfrute emocional, espiritual, intelectual, íntimo y personal. El arte en México está visto como una cosa de desplegar cierto poder y mostrar cierta posición”.

El caos del arte durante la pandemia.

La escena artística es sin duda una de las que más ha sufrido esta pandemia y "El Otro Mono" no ha sido la excepción pero aún así, han buscado las formas de mantenerse vigentes. “Desde que iniciamos este proyecto, hemos tratado de tener un acercamiento distinto al llamado “mercado del arte” y hacia los artistas. Una de las cosas que me paso y creo que a muchos durante esta pandemia; fue cuando nos avisaron que ya no tendríamos vida en el exterior y que ahora todo se reduciría a una pantalla. 

Suena muy fácil de llevar a cabo pero es un mundo minúsculo, así como puede abrir canales y puertas, también reduce todo, a tenerlo en la palma de tu mano y trata de generar todas las experiencias pero eso es imposible.

Cuando ves todas las fotografías de comida, por ejemplo, que son super obscenas, llamadas foodporn, la experiencia frente a los alimentos se reduce a esta sensación de estar oliendo o probando pero en realidad no es nada, es solo una imagen. Hay una conexión corporal frente a las imágenes, son un regalo. Y esa sorpresa de encontrarlas mientras scrolleas es lo que te generan una adicción tan alucinante.

Pero con el arte creo que es más complicado, porque se quiere reducir la experiencia de moverse a través de un espacio, y la experiencia de estar frente a un objeto que a diferencia de la comida, no tiene esa conexión tan inmediata como es el sabor y el color que implica otro tipo de acercamiento. En ocasiones puede ser muy sutil, como un ángulo, la luz o tu estado emocional. 

Ante esto, el equipo de "El Otro Mono" se tomó su tiempo para ofrecer a su audiencia una perspectiva distinta. "Desde que empezó todo esto, hay un exceso y abuso en el uso de las tecnologías que nos pueden acercar pero también pueden hacer lo contrario. Nos tardamos mucho en decidir que queríamos hacer frente a esto. Al final, lo que hicimos fue utilizar el poder evocativo de la palabra y no de la vista para tratar de transmitir una experiencia expositiva. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

Realizamos exposiciones sonoras, la idea de esto es que justamente no ves nada, solamente es una narración ficticia de piezas que sí existen en la realidad. Para darte la sensación de una especie de viaje para transmitirte el sentir de estar frente a algo utilizando tu oído con el poder de la palabra.

La palabra es imagen y tiene un poder increíble. No sabemos con qué rapidez ves una imagen actualmente, para nosotros el hecho de seguir subiendo imágenes, seguir haciendo exposiciones o tratando de llevar esta experiencia a un dispositivo que es minúsculo y que no nos inspiraba mucho fue todo un proceso. Decidimos que si la gente quería “ver” una exposición, debía tomarse el tiempo para escucharla, las palabras eran como pasos que debías seguir para mover tu mente o tu psique o lo que fuera en un espacio ficticio".

Además de la exposición sonora, "El Otro Mono" realizó un proyecto donde se acercaba a la gente a través de algo tan sencillo como una maleta. "La idea es que no tengas que salir de casa, previamente esta tecnología la usaron Fluxus, Duchamp y muchos artistas a lo largo de la historia.

La idea se mantiene igual, sería un sobre, una caja o algo que pudiera llegar a tu casa y conocer o tener una experiencia de la obra de algún artista. En el Museo de la Ciudad de Cuernavaca están expuestas actualmente. La idea es que te llegue a ti, luego a nosotros y se vayan haciendo mapas de las maletas. Justo tiene que ver también con dejar tu dispositivo de lado y generar la experiencia análoga ”. 

“Nos arriesgamos porque
no tenemos nada que perder.
Estar aquí, vivos, hacer y compartir es parte del espíritu de “El Otro Mono”.

El futuro de "El Otro Mono"

"El Otro Mono" ha visto dentro de esta pandemia una oportunidad de seguir trabajando y además seguir exponiendo a otros artistas, María nos contó un poco sobre lo que viene para la galería. “La próxima semana, vamos a comenzar con la exposición de Rocio Gordillo, que trabaja con encausto una de las técnicas pictóricas más antiguas que existen.

Ella está haciendo una serie de investigaciones a través de la pintura sobre ¿qué significa ver algo a nivel físico y a nivel cerebral?. Es una exposición que tiene un tinte interactivo, está haciendo estas pruebas de Rorschach a partir de la pintura donde el público interpreta lo que ve y deja eso en la exposición. Inicia del 13 de Noviembre hasta Enero - Febrero de 2021

Después contaremos con la presencia de Ivan Gardea que es un grabador originario de Chihuahua pero lleva mucho tiempo viviendo en Cuernavaca e hizo una serie de grabados inspirados en un filósofo y que además será musicalizada por el talentoso Carlos Mier. 

Estas dos obras tienen que ver mucho con el contexto actual, la obra de Gordillo tiene que ver con estos espacios abiertos de aire, de una cosa que parece esperanzadora y misteriosa y por otro lado Gardea, tiene esto más antropológico y apocalíptico de algo muy profundo del ser. 

Para nosotros era importante tener estas piezas de ambos artistas que si bien son contrarias, tienen que ver con esto que estamos viviendo.

A finales de año, tendremos impreso el libro de todo el trabajo que se ha hecho y que se ha publicado en la web de
"El Otro Mono"

Un espacio del que no querrás salir.

Además de la galería, "El Otro Mono" cuenta con una biblioteca abierta al público. “La biblioteca fue una cosa muy particular, cuando abrimos este espacio Pedro y yo que llevamos casi siete años de estar juntos, nos dimos cuenta que teníamos un montón de libros de todo tipo.

Teníamos la idea de donar estos libros pero yo decía no, porque ya no los volveremos a ver nunca, yo no podía desapegarme de ellos. Cuando abrimos este proyecto coincidió que, quien ocupaba otro espacio pequeño del mismo edificio se iba; y fue entonces cuando nos dieron la oportunidad de rentar ese lugar.

No sabíamos qué hacer con él, al inicio no se pensó como un proyecto para el público. Dijimos ponemos los libros y es una biblioteca personal y para nuestros amigos más cercanos y de pronto; hubo esta necesidad de compartirla con más personas y de hacer que creciera.

Porque nos dimos cuenta que son muy pocos los espacios de consulta gratuitos. Queríamos crear este espacio que no fuera frío, que fuera cómodo estar dentro de él, que te sintieras como estar en tu propia casa. Cuidamos que tuviera mucho aire, mucha luz y mucha vida. 

Los espacios públicos están en un abandono total y las bibliotecas en un estado terrible. Esos lugares de los que nunca deberíamos desear salir no te invitan a quedarte. Por ello es que queríamos compartir ese espacio que tuviera esas características y que cambiará. De pronto las bibliotecas en México tienen un gran acervo pero no se actualiza o rota. Nosotros como con todo lo que hacemos queríamos ver algo distinto"

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por EL OTRO MONO (@elotromono) el

Para concluir esta entrevista, María me comentó su perspectiva al respecto del involucramiento del arte y las personas. “Se nos ha olvidado que el ser humano ha estado creando constantemente, dibujando y pintando. Hemos prescindido de algo que nos ha acompañado desde que empezamos a ser seres racionales.

Que es muy confuso y complejo pero lo hemos mezclado con el mercado, pero el ser humano va a estar creando hasta el último día. No sé si el arte es esperanzador porque también creo que es confrontativo y nos muestra quienes somos y qué hacemos bien o mal”.

“El arte siempre le dará sentido
a nuestra existencia”

Charlar con María Ramos fue una grata experiencia y hacerlo fuera de la virtualidad fue todavía más refrescante. Agradezco muchísimo el tiempo y las facilidades que el equipo de "El Otro Mono" me brindó para este espacio.

Los invito a agendar su visita y checar todo lo que tienen en su sitio web y sus redes sociales y por supuesto, ¡nos leemos pronto!.

Comments

comments

Go up