fbpx

CETIEM: Inspiración para el emprendimiento

cetiem-entrevista-cesar-islas

Nos la pasamos escuchando historias sobre emprendimiento. En su mayoría, suelen ser exitosas y a todo el mundo le encantan, pero siempre nos quedamos con un lado de la historia. Siempre del lado donde todo salió de maravilla y el emprendedor pudo construir su sueño, lo que nadie nos cuenta es la otra parte; donde se juntan las complicaciones, todo lo difícil y hasta lo frustrante que puede ser tratar de llegar a tu meta.

En esta edición, tuve el gusto de charlar con César Islas fundador de la Sociedad Civil CETIEM; quien me contó bastantes detalles sobre su camino en el emprendimiento y el como ha tenido que ir creciendo y compartiendo todo el conocimiento adquirido a su comunidad de emprendimiento.

A pesar del cansancio, César pudo tomar mi llamada y aunque no había tenido el mejor de los días, respiró y comenzamos la charla. Yo sin duda quería saber quien y que era lo que motivaba a César Islas. "“Hoy me venía planteando esta pregunta, por todo el giro de situaciones que han sucedido. Soy un chico que ha pasado por muchas situaciones difíciles en la vida; que ha encontrado la oportunidad de desarrollar diferentes habilidades que más allá de que puedas aplicar a un entorno laboral, también son habilidades que nutren y complementan el que soy y como soy.

Me atrevo a decir que durante estos ochos años, muchísima gente de la comunidad emprendedora de tecnología de México conoce el compromiso, seriedad y profesionalismo que yo ofrezco. Independientemente de que yo me esté cayendo de manera personal; siempre estaré con una sonrisa y de pie ante cualquier adversidad, para que muchísimas emprendedoras y emprendedores, estudiantes sin importar su edad y localización en el país, tengan acceso a herramientas y oportunidades que nosotros les podamos brindar. A mis 27 años estoy tratando de hacer un cambio en este país; un cambio en esta ciudad y si bien va, un pequeño gran aporte a este mundo”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Cesar Evans (@c354r_21) el

Superando obstáculos.

El camino de César hacia el tema del emprendimiento comenzó desde que era muy joven pero llegó a ser problemático por momentos. “Durante la preparatoria, yo quería dedicarme a algo relacionado con la arquitectura, nada que ver con tecnología o generación de empresas ¿estás de acuerdo?. Y muchos de mis profesores que se encargaban de lo vocacional, me decían que yo estaba predispuesto a carreras como relaciones internacionales o ser un cónsul; ya habían detectado que se me facilitaba relacionarme con las personas e incluso representarlas. Para nada yo me había visto en el área uno de físico-matemáticas pero fui a contracorriente.

Las matemáticas no me gustan, me cuestan trabajo y ahí fue cuando comencé a romper estigmas que decían que si eres de esta área te gustan los números, a mi no me pasaban para nada. Me fui a meter a la boca del lobo; pero a pesar de eso le fui agarrando amor y cariño a la carrera, sobre todo a las matemáticas.

Te cuento una pequeña anécdota. Ahora en el lugar donde me encuentro, para hacer toda la parte de análisis de un proyecto, tenía que recordar parte de mis materias como probabilidad y estadística para obtener toda la data, analizarla y así, plantearnos la toma de decisiones. Así que evidentemente toda esta parte de los números claro que te sirven". Con ese ejemplo César pausó para decirme: "quizá no las uses todo el tiempo; pero eso es un ejemplo de que en muchas ocasiones necesitas ir a la base de donde obtuviste el conocimiento para crear algo más grande.”

“Lo genial mientras estudiaba fue tener la oportunidad de unir: ingenierías, negocios y emprendimiento”

Elegir su carrera y mentores también le dio un acercamiento a otro tipo de proyectos. "Estudié Ingeniería en Computación en la UNAM. Y he crecido de la mano de cursos, diplomados, certificaciones y creo que indiscutiblemente la universidad es un punto importante para adquirir habilidades y sobre todo para formarte una capacidad de raciocinio en forma. Un profesor decía: “la universidad es el mejor club social donde puedes llegar a estar” esto lo decía porque si queríamos podíamos tomar esas oportunidades. Afortunadamente lo escuché. De hace poco tiempo para acá, te puedo decir que empresas internacionales, pequeñas y grandes saben todo lo que hemos hecho. Hay probatorios y personas que lo demuestran y afirman. Y ese es el curriculum ante el mundo del cual estoy muy orgulloso.”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por CETIEMsc (@cetiemsc) el

Los inicios en el emprendimiento.

“Mientras estudiaba se me dio la oportunidad de tener contacto con emprendedores. Así descubrí que además de ser bueno en lo que estudiaba también encontré mi pasión. Desde ahí empecé a revolucionar mucho las ideas, mi ardilla se fue a mil y desarrollamos muchos proyectos que no solamente fueron para la comunidad UNAM, trascendieron a muchísimas más cosas a nivel nacional.”

El concepto de emprendimiento en México es muy nuevo y sin duda ha sido explotado por todo aquel que tiene contacto con él, como ha sido el caso de César. “Conocemos y concebimos el concepto de emprendimiento de 2012 para adelante, anteriormente a esta fecha lo identificábamos pero no le habíamos dado un nombre. Entonces, crecimos en una generación donde nacimos y nos formamos siendo emprendedores, pero nunca lo supimos; en algunos se dio más natural, en otros poco a poco y en otros es probable que ahí esté. Solamente es cuestión de que tengan la oportunidad para poder hacerlo.

El momento en el que César identificó sus habilidades, fue cuando decidió autoproclamarse como emprendedor e identificar a otros con características parecidas. “Desde mi perspectiva, cualquiera que quiera ser emprendedor puede identificarlo detectando dos cosas.

La primera es que conozcas cuales son tus habilidades personales, entiéndase con aquellas con las cuales ya naces y las cuales fueron heredadas, aquellas que nadie te tuvo que enseñar y que tú las desarrollaste por cuenta propia. Por ejemplo, en mi caso, el ser social es algo que ya traía nato. No era como que alguien tenía que enseñarme a presentarme con otras personas.

Y el segundo punto tiene que ver con las habilidades profesionales, dónde estás sí; tuvo que existir un antecedente o un proceso para poder adquirirlas y desarrollarlas en un período de tiempo. Por ejemplo, lo que te decía de las matemáticas. No me gustaban para nada, pero tuve que adquirir esa habilidad por alguien que me enseño para que se me hicieran entendibles y fáciles; y así, pudiera utilizarlas". Entre risas me comenta. "No soy el mejor en esa área pero con los métodos y la práctica pude desarrollarlo. La unión de estas dos cosas; te da un perfil que puede ser más sencillo para uno mismo, identificar en qué eres bueno, para desarrollar un rol profesionalmente hablando.

Ya no solo basta tener la profesión universitaria en cualquier carrera; ahora se necesita tener ese plus para identificar problemas que todo mundo tiene y que podamos resolver mejor. Porque son estas problemáticas las que demandan la mejor preparación y la mejor disposición para poder resolverlo. Si sabes identificar para que estas predispuesto, puedes saber si el emprendimiento es para ti o esta la otra opción también. Donde puedes decir que no estás cómodo al estar frente a un grupo y llevar las riendas de un proyecto. Quizá lo tuyo es tener a personas que te indiquen lo que debes hacer, ninguna es incorrecta.”

“Ambas posturas son completamente válidas pero es necesario que las identifiques para saber lo que quieres hacer con tus habilidades”.

Pasaron tres cosas importantes antes de desarrollar CETIEM.

César sin duda tiene muy claras sus habilidades y esto le ha ayudado a llevar a cabo uno de sus proyectos más importantes: CETIEM. “Como te lo mencioné, en la mayoría de los proyectos donde he participado lo mío han sido las relaciones públicas; he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente. Gracias a esto, tengo una gran vinculación con un par de ellos y una gran amistad con tecnólogos que están a cargo de grandes empresas internacionales.

Y hubo un comentario de empresas privadas, que fue la primera cosa, por la cual se tomó la decisión de convertir CETIEM de organización estudiantil a una sociedad civil. Lo que nos dijeron fue: “Para nosotros es más práctico y sencillo, realizar y gestionar la organización de proyectos con ustedes que con las universidades; porque hay mucha burocracia lo que ocasiona que sea más tardado, pero con ustedes podemos ver resultados más tangibles de un proyecto en poco tiempo”. Para ellos era más sencillo destinar recursos y proyectos a nosotros de esta manera.

El segundo punto, es que muchos de los emprendedores y emprendedoras nos mencionaban que se encontraban en Monterrey, Mérida, Guadalajara, Chiapas, Veracruz; físicamente no estaban en Ciudad de México, entonces nos planteaban ¿qué hago para obtener los recursos de CETIEM o de qué manera me pueden apoyar?, lo cual nos hizo debatirnos si queríamos expandir nuestro impacto a nivel nacional. Esto para que otros estados de la república pudieran recibir los beneficios que otorgamos y también para que no estuviera delimitado por la institución pública, privada o académica.

Y el tercero fue una situación de gusto, queríamos que el proyecto cuajara más, y fuera independiente de la institución educativa de donde surgió. Ya que al depender de alguna u otra manera, solo cuentas con el recurso que las universidades te brindan. Por ello es que decidimos dar el paso, eso sí, sin dejar de lado la vinculación con las universidades. Así es como CETIEM se vuelve una Sociedad Civil; porque nuestro giro abarcaba tres puntos en específico que se encuentra dentro de nuestro nombre, Tecnología, Innovación y Emprendimiento. Muchos de los servicios que ofrecemos tienen que ver con estas áreas y el modo que lo damos es en muchas ocasiones formato consultoría. De esta manera CETIEM podía funcionar para empresas, instituciones académicas y emprendedores”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por CETIEMsc (@cetiemsc) el

Para llevar a cabo este gran esfuerzo, César se valió de personas que tuvieran las mismas ganas de emprender y cambiar el mundo como él. “Éramos cinco miembros fundadores del equipo CETIEM y veíamos a muchas personas que se auto proclamaban las “vacas sagradas” del emprendimiento. El típico discurso de que soy el mejor porque he fundado muchas empresas o he estado tomando capacitaciones en Stanford, en el MIT(Instituto de Tecnología de Massachusetts) sobre emprendimiento y demás; pero cuando te ponías a investigarlos te dabas cuenta que nunca en su vida habían hecho una empresa.

Nosotros nos preguntábamos: ¿cómo se atreven a compartir información que desconocen con jóvenes emprendedores?. Uno de nuestros grandes retos y de los cuales estamos orgullosos; es que, hemos pasado el proceso de emprendimiento pues cada uno de los miembros fundadores tiene sus propias empresas; o ha colaborado o iniciado proyectos en modo startup y formal en otros sentidos. Y bueno la misma conformación de CETIEM es muy parecido a ese proceso que muchos emprendedores deben pasar para crear su propia empresa: partir desde cero. Desde la parte legal, diseño, de marca, constitución, de poner dinero y todo lo que te puedas imaginar nosotros ya la pasamos.

Sufrimos el mismo proceso que cualquier emprendedor o emprendedora en México. Desde ir hasta ocho veces al SAT para registrar tu RFC como organización, hasta checar las comisiones de cuentas bancarias para PYMES. Son problemas que cualquier emprendedor tiene y de los cuales te podemos contar; lo que hacemos precisamente es compilar todo ese contenido e información y poder brindarlo en nuestra información con consultorías, talleres, cursos.

Este universo nos ha ayudado a mantener un giro importante muy centrado y focalizado en que el conocimiento puede venir desde cualquier persona y es importante saber escuchar para saber cómo lo puedes moldear y aplicar a tu propia área. Eso es lo que nos ha mantenido muy unidos para seguir desarrollando muchos proyectos”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por CETIEMsc (@cetiemsc) el

“Hemos tenido etapas muy buenas y malas donde reformular siempre nos ha servido para seguir mejorando”.

La pandemia tomó a CETIEM por sorpresa como a muchos emprendedores, pero esto no impidió que siguieran tomando fuerzas. “Los primeros meses de este año, nos pusieron a prueba. A pesar de que somos una empresa que promueve la tecnología, muchos de nuestros eventos eran de manera presencial. El networking, era parte vital de lo que ofrecemos a emprendedores. A la hora de trasladar todas estas experiencias de manera virtual a través de una plataforma, una laptop o un dispositivo, otras cosas se perdían.

La pandemia vino a replantearnos ¿de qué manera haremos empatizar a nuestra comunidad? Si de manera presencial era complicado ahora esto, implicaba un doble esfuerzo y bueno esto no solo pasa en México, está pasando en todo el mundo. Tuvimos que modificar nuestros modelos de negocios para compartir un valor a nuestros emprendedores".

El compromiso que CETIEM tiene con los emprendedores es alto; y lo que se llevan aquellos que obtiene conocimiento de su parte sin duda alguna tienen mucho que aprovechar. “En el emprendimiento, te encuentras de todo. Con emprendedores que tienen un nivel de responsabilidad y compromiso para empezar, con ellos mismos; y que además cuentan con valores y un nivel profesional que trasladan con nosotros, eso siempre se agradece.

Cuando trabajamos con ellos para nosotros es como cuando vas al médico, te hace una serie de preguntas para descifrar lo que te duele y poder curarte, te da un diagnóstico lo más certero posible; partiendo de esta analogía, es eso lo que hacemos. Hacemos un diagnóstico para entender lo que sucede con los emprendedores, desde lo que les gusta hacer, que estudian, que es lo que hacen, esto, para que a partir de un análisis podamos decirles en lo que pueden ser más exitosos.

Más allá de que el conocimiento se los traslademos, queremos que tengan la responsabilidad de ser muy perseverantes. Persona que te diga que el emprendimiento es fácil, te está mintiendo. Debes estar preparado para cambios radicales en cualquier momento. Si eso no lo entiendes desde el inicio, nuestro trabajo aunque te lo entreguemos con palitos y bolitas no podrás aprovecharlo. La idea con nosotros es que, tu empresa se vuelva una startup y de ahí se vuelva una gran empresa”

“El camino del emprendimiento no es plano. Es arriba, abajo, empedrado, lodo, cráteres, hay de todo.”

Hackathon, la prueba de fuego.

Al preguntarle sobre los retos en CETIEM, los ojos de César se iluminaron y me contó sobre uno de los proyectos que más le enorgullecen. “Antes de fundar CETIEM, a finales del 2012 yo estaba en la presidencia de la Sociedad de Alumnos de Ingeniería en Computación (SAIC); estando frente a esta organización dentro de la UNAM, me dio la apertura para tener distintas relaciones con organizaciones y empresas internacionales, llegamos a tener mayor representación incluso a nivel nacional. Tanto formalizamos la asociación estudiantil que se veía como una empresa.

Una organización estadounidense llamada “Major League Hacking (MLH)"; que es de las más importante a nivel mundial en la realización de hackathones estudiantiles, pues tienen relación con las universidades más relevantes de Estados Unidos nos contactó. Entonces, nos visita un representante de su organización que nos dice que quieren ampliar el mercado de los hackathones en México. Y que veían la oportunidad de crearlo con nosotros.

Durante 2013 nos dedicamos a la tarea de investigar lo que se hacía en un hackathon, desde participar hasta después ponernos en el rol del organizador. Para finales de ese año, nos aventuramos a hacer el primer hackaton a nivel estudiantil organizado por estudiantes en México. MX HACKS nació con la idea de ser un proyecto interuniversitario, donde tuvimos la participación de estudiantes de la UNAM, El Instituto Politécnico Nacional, UAM, Ibero, Universidad Anáhuac y Tecnológico de Monterrey. Combinamos talento tanto de universidades públicas como privadas y así comenzamos. Cada vez más, comprendimos el como se hace un proyecto de este tipo.

En el momento en que dejó la presidencia de SAIC y me encontraba en el proceso de crear CETIEM. Tengo la oportunidad de conocer a Obed Rivero, quien se encontraba en la Asociación de Jóvenes de COPARMEX Morelos, te puedo decir que Obed más allá de un gran compañero y colaborador es un gran amigo que durante estos seis años de conocernos ha sido un gran pilar del Hackathon Morelos. Tengo que comentar que este evento ha sido el que más veces se ha realizado a nivel México; para Octubre vamos a la edición número once y tiene un gran impacto a nivel estatal.

Hemos contado con el apoyo de estudiantes de Morelos, de organizaciones académicas, de gobierno y empresariales del estado; los cuales han sido un gran apoyo para que los jóvenes participantes lleven a cabo sus ideas, en oportunidades laborales e incluso negocios que han surgido de estos eventos. Durante estos cinco años, hemos hecho dos hackhatones por año”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Hackathon Morelos (@hackmorelos) el

“El conocimiento puede venir desde cualquier persona. Los diferentes puntos de vista pueden venir desde cualquier profesión.”

A pesar de la pandemia, los proyectos para CETIEM siguen presentes y durante este semestre contarán con los siguientes eventos. "Mucho de nuestro contenido era de manera presencial y ahora lo hemos llevado de manera digital. Durante Enero-Julio tuvimos tres participaciones en hackathones virtuales; ahí aprendimos a como mantener el acercamiento con los participantes porque tuvimos que reaprender a organizar nuestros eventos pero ahora de manera digital. Te das cuenta de lo que falta en tu país por ejemplo: donde chicos querían participar pero por la conexión a internet no era posible o incluso porque sus equipos no daban para participar en un evento de tal magnitud, tomando en cuenta este contexto.

Durante este segundo semestre, vienen temas adaptados en cuanto a cursos que ahora serán de manera digital. Nos queremos acercar a esas personas, que por situación de la pandemia perdieron sus empleos y que ahora ven el emprendimiento como una excelente forma de generar ingresos; también a las personas que quieren subirse a la ola digital que va en crecimiento pero que no saben como hacerlo. Viene la onceava edición de Hackathon Morelos, el MX HACKS y uno más que viene con alianza de un banco. Además de nuestra participación con ecosistemas de emprendimiento, contaremos con Talent Land para ello y además estaremos presentes en el INC Mty.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por CETIEMsc (@cetiemsc) el

Después de esta amena charla y para concluir la entrevista, César me compartió lo que a pesar de los problemas que ha tenido durante el emprendimiento lo sigue manteniendo en este rubro. "El camino no ha sido sencillo. A veces peco de ser demasiado idealista, objetivo y concreto. Tengo cosas buenas y malas; y suma a eso que es complicado representar a un grupo de jóvenes en un país, donde hablas por ellos frente a muchísimas personas e instituciones. Siento que tengo mucha responsabilidad y es abrumador. 

Más allá de esto, vamos para seis años de CETIEM en febrero los cumplimos. En este tiempo, tuve la oportunidad de ver a un gran amigo, esta persona me dijo: “no sabes lo mucho que te agradezco el haber participado contigo, porque veo a mis compañeros y se quiebran la cabeza. Ellos no tienen todas estas herramientas que ustedes me brindaron, desde como presentar mi proyecto, o como saber venderte o las metodologías y los cursos de programación que ustedes previnieron sería un gran éxito en el futuro” cuando me dicen esto, para mi es suficiente; es una gran recompensa y lo abrumado que te decía que me siento, desaparece. A mi es lo que me hace ponerme la camiseta y seguir adelante con este proyecto”.

“CETIEM es el vivo ejemplo de las cosas que si se deben hacer en el emprendimiento”

Quiero agradecer de manera muy personal a César Islas; que a pesar de las circunstancias por las que estaba atravesando, me dio un tiempo para poder charlar con él y contarte a ti sobre este gran proyecto. Te invito a seguirlos en sus redes sociales AQUÍ y visitar su página WEB.

Sin duda alguna CETIEM es un faro de inspiración para muchos emprendedores y espero que siga brindando la mano a todos aquellos que busquen perseguir su sueño. ¡Nos leemos en la próxima!

Comments

comments

Go up