fbpx

Una danza fuerte y feminista

danza-feminista-dos-raíces

El arte de la danza en México sin duda alguna es una de las disciplinas más infravaloradas.

Se tiene la errónea idea que las personas que ejercen la danza lo hacen por un mero pasatiempo o como alguna manera de relajarse.

Pocas son las veces en las que se piensa en la danza como una manera de expresarse para dejar posturas claras ante ciertos temas. Tuve la oportunidad de charlar con Blanca Eloisa una de las voceras, que forma parte del colectivo "Dos Raíces" y actualmente se encuentran involucradas en un proyecto llamado "Cartas que Danzan".

Con buen ánimo y puntualmente, Blanca recibió mi llamada para contarme un poco sobre como se involucró en la danza. “Soy psicóloga de formación, tengo una maestría en psicología y cuento con un técnico superior universitario en danza mexicana. Desde los once años me he dedicado a la danza folklórica y el baile. En el 2013 aproximadamente ingresé a la colectiva "Dos Raíces" ”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Dos Raíces (Danza Fusión) (@dosraicesdanzafusion) el

"Dos Raíces" es una colectiva de danza que mezcla tres estilos de baile. "Entre los estilos que mezcla "Dos Raíces" se encuentra la danza folklórica, la danza africana y la danza contemporánea. Ha sido una propuesta muy interesante, recientemente cumplí siete años como integrante de esta colectiva" Me comentó Blanca con una sonrisa. "Nació en 2011, yo me integre a los dos años que se crea y el grupo está cumpliendo nueve años este 2020”

“Esta colectiva ha tenido la postura de señalar el gozo, la creación y el movimiento”

El involucrar una postura que parte del género ha sido un proceso de construcción dentro de esta misma colectiva. “Involucrarnos con el tema del género es algo que se ha ido dando. La colectiva Dos Raíces no nació con esa intención; surge con una idea de fusionar y proponer una nueva forma de hacer danza, proponiendo nuevas ideas.

Nos involucramos en el tema de género de unos tres años para acá. Influenciadas porque empezamos a leer sobre feminismo, que comenzó a atravesarnos y a tocarnos con estos temas como los feminicidios y la violencia contra la mujer. Nos empezaron a tocar en temas muy sensibles, de ahí surge el interés y que fuera creciendo esta inquietud de querer involucrarse cada vez más”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Dos Raíces (Danza Fusión) (@dosraicesdanzafusion) el

El acercamiento con el feminismo.

"Dos Raíces" se ha ido acercando poco a poco a los temas de género y ha tratado de comprenderlos para aplicarlos en su arte. “Dentro de la colectiva se permite la inclusión y la diversidad corporal, y las ideas cuya temática gira en torno al género. Está integrada mayormente por mujeres, solo contamos con un hombre dentro del grupo. La fuerza y el poder siempre ha predominado más femeninamente”.

El feminismo es un movimiento que interesa de una manera muy especial a esta colectiva de danza y ha marcado en muchos sentidos los siguientes pasos. “Mi perspectiva y en la que creo que coincido con mis compañeras porque claramente no podría hablar por todas, es que, puedo pensar que el feminismo es un refugio, un escudo, una luz para descifrar tu vida y verla con otra óptica pero sobre todo para deconstruir un montón de cosas.

El feminismo es una postura que te invita a reflexionar tu rol en la vida; no solo en tu casa, en la vida, el trabajo, en el mundo en general sin dejar de lado la danza y el arte.

Los movimientos feministas actuales han influido en lo que hacemos, porque al final sucede en nuestro contexto y no podemos desapegarnos de ello. Es nuestra realidad, es nuestro afuera y no podemos solo clavarnos en lo que hacemos sin mirar más allá."

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Dos Raíces (Danza Fusión) (@dosraicesdanzafusion) el

"El feminismo nos ha atravesado tanto y pegado de una manera tan fuerte que lo que queremos es aportar y hacer algo desde nuestra trinchera”

Los retos de dedicarse a la danza.

"Dos Raíces" tiene una clara postura al respecto de temas feministas, pero a pesar de esta postura y labor; la autogestión y la manera en la que consiguen fondos para realizar proyectos también ha sido un reto a afrontar. “La danza y las artes en general, son de las áreas que desafortunadamente son mal pagadas.

La danza en particular es un espacio que económicamente pareciera que siempre vas a luchar contracorriente. Siempre tienes que gestionar y buscar tus propios espacios y medios para subsistir porque es complicado; Siempre tratamos de hacer mucha autogestión, de promovernos, de difundirse y de innovar constantemente.

Buscamos espacios que justo nos beneficien en lo económico pero no de manera lucrativa; aunque tampoco puedes hacer todo de manera altruista, porque simplemente no es posible. Todo lo que haces tiene un valor, a nosotras nos ha costado meternos a actualizaciones constantes. Pagarnos un taller de ritmos de Colombia o de ritmos de Brasil, por ejemplo.

El propio vestuario es caro, una falda, por si sola te cuesta mil pesos ¿de dónde?, quizá no hay una ganancia pero tampoco queremos salir poniendo, eso si bloqueas lo necesario para ir sobreviviendo ante todo poco a poco”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Dos Raíces (Danza Fusión) (@dosraicesdanzafusion) el

La relación con las instituciones de apoyo aunque para "Dos Raíces" ha sido favorable, tienen algunos puntos que en ocasiones llegan a desmotivar. “Las instituciones sí apoyan pero son muy burocráticas. A nosotras la Secretaría de Cultura nos ha apoyado muchísimo o proyectos que tienen recurso general pero son burocráticos. Llegan a tardar un montón de tiempo en pagar y mientras tanto hay que poner de tu bolsa o conseguir de donde puedas.

Con el contexto de la pandemia, el trabajo para los artistas se ha reducido considerablemente. Hemos tratado de tener mucha proactividad y no quedarnos en pausa; más bien adaptarnos y buscar espacios que salvaguarden nuestra vida e integridad, pero que a la vez nos permitan hacer nuestro arte.

Blanca sabe que la danza no es una actividad a la que se dedica por hobbie, pero si hace falta el reconocimiento por parte de la gente para que este arte sea más valorado. "A mi punto de vista para que la gente valore la danza, hace falta difusión, las personas deben entender la importancia de este arte para la salud mental y física.

Esto no es un pasatiempo.

"Yo lo veo con los chicos de la universidad donde trabajo y a lo mejor lo viví cuando era adolescente, cuando van mal en la escuela o hacen algo que no debían hacer, los castigan con la danza. Les dicen: "no ya no irás al curso de danza", esto porque no se entiende que quizá en la danza encontrarán ese espacio para liberarse, donde son reconocidos, son vistos y pueden hacer catarsis de todo lo que pasa en el día a día. Quizá es eso, hacer difusión de la importancia que tiene en toda tu vida, tu cuerpo y bienestar hacer danza. Si la gente supiera que tiene muchos beneficios, estoy segura que cambiaría la visión que se tiene.

No es un hobbie, mucha gente piensa eso. En nuestras familias nos hemos encontrado con personas que nos cuestionan el porqué seguimos bailando, pero no es un pasatiempo o algo para distraerme o porque quiera hacer ejercicio, es una manera de vivir. Es un estilo de vida y un lenguaje que queremos utilizar y además estamos profesionalizadas al respecto, no es como de que lo vi en YouTube y ahora lo replicó. Todos los que integramos la colectiva, nos hemos formado en la danza con un perfil profesional enfocado a ello”

Ver esta publicación en Instagram

Fotos de @rafaellovarello @blank_eloisa #Mexicana

Una publicación compartida por Dos Raíces (Danza Fusión) (@dosraicesdanzafusion) el

“Buscar recursos y fondos siempre ha sido un gran reto en la danza”

El encuentro de las "Cartas que Danzan".

La colectiva "Dos Raíces" se encuentra involucrada actualmente ante un proyecto titulado "Cartas que Danzan" en colaboración con la escritora Alma Karla Sandoval. "Llegamos a este proyecto porque conocimos a Alma Karla Sandoval, una escritora y poeta morelense, reconocida a nivel nacional y el extranjero, es una mujer maravillosa y a la cual admiramos mucho. Ella ha escrito varios libros, entre los que está “Cartas a una joven feminista” ese libro llegó a nuestras manos. Primero lo leyó Silvia Mohedano y nos dijo que le movió muchas cosas.

Lo cual la llevó a contactar a Alma Karla, sin conocerla, todo fue a través de redes sociales y le pidió permiso para llevar a cabo un performance de danza con estas cartas, a Alma Karla le pareció maravillosa la idea e hicieron una alianza para realizarlo”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pedagogías del cuerpo (@cartasquedanzan) el

Un performance de danza que ha abierto las puertas de muchos lugares para "Dos Raíces". “El performance consiste en que Silvia se hace un vestuario lleno de hojas de portadas sexistas, a través de la lectura de varios párrafos del libro “Cartas a una joven feminista” que se hace de fondo, ella va haciendo movimientos de liberación donde rompe literalmente con esos estereotipos y ese vestuario para encontrar el cuerpo a través de la danza. Ha sido un performance que ha tenido mucho éxito que se ha presentado en diversos foros de Morelos, tendrá un año o dos años que se presentó y estreno y este proyecto ha sido muy enriquecedor” 

"Cartas a una joven feminista" es un libro que ha marcado el sentir de esta colectiva de danza. “Lo hemos leído creo que todas dentro de la colectiva, yo tuve la oportunidad de presentar el libro donde trabajo y ahí fue cuando en lo particular a mi me hizo clic el feminismo, con este libro. Conectas con algo que lo traías inconsciente pero te vuelves consciente al leerlo, entonces nos encantó.

Estamos fascinadas con el libro. En síntesis es un conjunto de doce misivas que tocan temas como la desigualdad y la explotación al trabajo de las mujeres, los estereotipos heteropatriarcales impuestos, la colonialidad de la que se construye un imaginario del cuerpo femenino, la resiliencia que se hace desde la sororidad y la autodefensa simbólica en un contexto de violencia estructural”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pedagogías del cuerpo (@cartasquedanzan) el

"A partir de esta alianza es que surge "Cartas que Danzan", este proyecto mucho más extenso, que no solo trata sobre danza y literatura, se suman otras disciplinas".

Lo que viene para este proyecto.

"Cartas que Danzan" comienza con un cartel de actividades bastante amplio para distintos públicos y divididos en tres días para deleite del público. "Las actividades que vamos a tener comienzan desde el 13 de noviembre hasta el 15 de noviembre, es todo un fin de semana lleno de actividades. Estamos pensando que todas las actividades sean presenciales, pero por la cuestión sanitaria actual tenemos restringido el aforo y se está aceptando solo el 25% de todo, con todas las medidas sanitarias por supuesto.

La fecha es representativa también porque es en el marco de los 16 días de activismo de violencia contra la mujer que es en el mes de noviembre. Tratamos de diversificar el contenido de este programa, no solo a Cuernavaca, queremos regionalizar diferentes contextos a donde en muchas veces no llegan las actividades, estaremos en Tlaltizapán, Tepoztlán, Jiutepec y Cuernavaca.

El primer día tendremos diferentes talleres entre los que se encuentran, “Lo bailado nadie me lo quita”, “Maternidades conscientes”, “Del hogar a la galería” en CDC Los Chocolates en Cuernavaca; “Escribir una carta es liberarte” será en el Cuartel de Zapata en Tlaltizapan y “Videodanza feminista” se llevará a cabo en La Casa de Cultura y Arte de Jiutepec". 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pedagogías del cuerpo (@cartasquedanzan) el

"Para el día sábado, tendremos un taller de bordado “Hilando Visiones Feministas” en la Casa de Cultura y Arte de Jiutepec y también en Tlaltizapán; el taller “Encontrándonos” a partir del performance de Silvia Moedano en el Centro Cultural Pedro López Elias en Tepoztlán y se llevará a cabo un taller para hombres titulado “El Taller Sensorial de Masculinidades” el cual será vía Zoom lo cual esperamos que facilite el acceso a más hombres, que sabemos siempre hay más resistencia.

En CDC Los Chocolates Cuernavaca, se llevará a cabo una activación sobre “Cartas a una joven feminista” pero escrita por niñas y niños; y cerraremos con una mesa de diálogo “Lo que escribe el cuerpo y su descolonización” donde tendremos a colectivas feministas de Morelos, principalmente integrantes de la colectiva "Contingenta"”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pedagogías del cuerpo (@cartasquedanzan) el

El día domingo haremos un festival de clausura en el Jardín Borda en Cuernavaca, donde queremos mostrar una exposición de las diferentes actividades que se hicieron en los talleres desde muestras de bordados, esculturas, video danza, lectura de cartas realizadas y claro que habrá danza. Nosotras estrenamos una coreografía realizada exclusivamente para este festival y otra colectiva llamada “La Silla de Daniela” con esto cerraremos este proyecto. Tengo que mencionarte que todas las actividades son gratuitas”

Las actividades de "Cartas que Danzan" no solo se llevarán en el centro del estado de Morelos y esto también es parte de su propuesta. “No te puede gustar algo que no conoces, hay muchos lugares donde la danza y las artes no llegan, están tan lejanos que no llegan por eso tratamos de que estos eventos se muevan lejos de lo centralizado”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pedagogías del cuerpo (@cartasquedanzan) el

“Vamos a hacer todo lo posible por llegar a donde tengamos que llegar, trataremos de realizar la mayoría de las actividades también virtualmente”

Un objetivo claro.

"Cartas que Danzan" tiene muy claro hacia donde quiere llegar y a las personas a las cuales quiere enfocarse para construir en conjunto un cambio. "Queremos que sea un espacio creativo con las cuerpas y romper la colonialidad que traemos desde el patriarcado tan impuesto. Debemos entender que no tenemos cuerpo, que somos cuerpo y con que nosotras podamos lograr ese insight con una que otra persona, será más que suficiente.

Si nosotras hicimos clic en su momento, ahora queremos sembrar esa semillita de la duda, que se pregunten qué es el feminismo o porque hacemos tanto ruido con el tema. Y que empecemos a cuestionar la forma de relacionarnos para que nos genera interrogantes todo el tiempo”

La colectiva "Dos Raíces" valora mucho el acercamiento con las audiencias, “Este será nuestro primer proyecto con perspectiva de género pero en nuestros casi nueve años de trayectoria, la respuesta ha sido muy positiva. A la gente le gusta y nos han recibido de una manera muy emotiva, se nos acercan para decirnos y preguntarnos ¿por qué hacemos esto?, esto es una propuesta diferente y esto les gusta.”

Entre sus propuestas la colectiva de danza cuenta con una muy especial. “Tenemos una coreografía del grupo "Tapacamino", en donde la letra, cada que bailo a mi se me enchina la piel porque la letra es muy fuerte, habla de las desapariciones forzadas en México, de la migración y de cómo en muchas ocasiones ya no regresas. La hicimos danza y hay movimientos muy fuertes de sororidad entre nosotras, de fuerza e intensidad. Y creo que a la gente eso le llega, y le mueve. La respuesta de las chicas más jóvenes y niñas, vemos que se ponen a bailar, creemos que algo se mueve con los públicos.”

“La danza y las artes buscan conectarte contigo mismo con tu entorno, y poder hacer transformaciones sociales reales”

Conocer para aprender.

Para cerrar Blanca, me comenta un poco de las enseñanzas de trabajar este proyecto llamado "Cartas que Danzan" junto con Alma Karla Sandoval y la colectiva "Dos Raíces". “Estamos en un país que se empeña en invisibilizar a la mujer y no solo eso, desaparecerla, matarla. Y lo que nosotros buscamos es que esta sumisión inconsciente de nuestras cuerpas, que nos lleva a sentirnos inferiores y que no aceptamos.

Dice Alma Karla Sandoval en su libro que nosotras nos suicidamos de muchas maneras al estar peleadas constantemente con nuestro cuerpo, por su forma, por su color, por sus curvas, porque nos enseñan a odiarnos. Esta sumisión inconscientes nos lleva a estar en constante desacuerdo con nuestro cuerpo y a desconocerlo, lo cual nos lleva a ser muy pasivas y estar en malestar constante.

Queremos dar y recordar nuestra existencia y visibilidad. Parece que el cuerpo femenino ha cedido al control masculino, nos hemos vuelto un fetiche del hombre. Parece que el cuerpo es del otro y no de nosotras mismas. La idea es que este proyecto despierte y dé a conocer que nosotras con nuestro cuerpo somos más que suficiente, y que podemos hacer muchas cosas con él, entender su poder, celebrar su fuerza, gozar su diversidad, apropiarnos, conocer sus ciclos, ya no incomodarnos ni hacernos chiquitas, si no al contrario, buscar incomodar y hacer ruido desde el arte, la danza, la literatura, la video danza, el bordado y ahora más con estos cuerpos que tenemos encerrados en confinamiento" concluye Blanca.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Pedagogías del cuerpo (@cartasquedanzan) el

Te invito a que cheques el trabajo que ha realizado "Dos Raíces" así como todos los detalles de su proyecto "Cartas que Danzan" el cual se llevará a cabo en una serie de actividades del 13 al 15 de noviembre de este año, regístrate en sus distintas actividades AQUÍ.

Agradezco mucho el contacto para esta entrevista a Fabiola Valdés y el tiempo de Blanca Eloisa para esta entrevista. ¡Nos leemos en la próxima!

Comments

comments

Go up