Como todos ustedes saben, esta semana Whatsapp nos sorprendió con una nueva actualización en su aplicación, y la verdad es que surgieron muchas dudas al respecto de lo que se traía entre manos uno de los monstruos de la mensajería instantánea, y muchas más dudas tuvieron todos aquellos que no entendían sobre que iba la nueva actualización. ¿Qué es lo que a simple vista se ve? ¿Era necesario este cambio?

WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes, que envía y recibe mensajes mediante Internet, complementando servicios de correo electrónico, mensajería instantánea, servicio de mensajes cortos o sistema de mensajería multimedia. Whatsapp fue comprada en 2014 por el mismísimo Mark Zuckerberg dueño de Facebook quien previamente también había comprado Instagram una de las plataformas digitales de fotografía más populares de los últimos años.

Parecía que el control de las plataformas digitales más populares sería de Facebook pero previo a eso en 2010 surgió su némesis: Snapchat la plataforma digital de los mensajes que no dejan rastro después de 24 horas. Evan Spiegel el CEO del fantasmita amarillo declaró a Forbes que finales del 2012 Facebook había dado una oferta para comprar la app, situación que rechazaron al notar la ventaja que le habían sacado gracias la brecha generacional que comenzó a buscar una nueva forma de comunicarse. La popularidad de Snapchat se ha visto en los últimos años, la plataforma cuenta con aproximadamente 150 millones de usuarios diarios, no es para sorprendernos pues realmente vino a refrescar la forma en la que nos comunicábamos por las redes sociales . Entre filtros y mensajes cortos se nos va la vida actualizando nuestro Snapchat.

Mark Zuckerberg notó esto y vaya que lo hizo, para muestra un botón. Su primer patada de ahogado o en la innovación (como quieras llamarlo) fue comprar Masquerade para comenzar a jugar con los filtros y decoraciones de las fotografías de los usuarios; Después de esto nos ofreció Moments que ahora tiene un cambio total pues permite que la misma fotografía que toma un amigo pueda enviarse instantáneamente a los demás que estuvieron en la foto o el vídeo. Tiempo después en Polonia puso en marcha su “Día Messenger”  donde tomabas capturas de pantalla que desaparecían en 24 horas y podías enviarlas a tus amigos o solo publicarlas en tu egoteca. El colmo fue cuando nos dimos cuenta que Instagram con Instagram Stories y Messenger de Facebook ahora contaban con esta función y a pesar de que la acogida fue buena por parte de los usuarios la verdad es que no innovan lo que claramente en su momento Snapchat hizo.

No conformes con todo esto decidieron que su app de mensajería no podía quedarse atrás y ahora tenemos Whatsapp Status o  Whatsapp Estados donde podemos compartir lo que estamos haciendo en pequeños momentos y en el lapso de un día estas historias desaparecen, también podemos ver quien esta observando estos fragmentos de nuestra vida. A pesar de que esta actualización ha sido calificada como insegura debido a que se comparten con todos los contactos que tenemos en el smartphone, ya sabes por eso de no saber ni a quien le damos el número, los usuarios lo están disfrutando a lo grande. Al paso que vamos (como en un meme que vi) todas las apps tendrán la forma del fantasma de Snapchat. La verdad es que ¡Necesitamos una actualización de verdad!

Cada usuario es libre de utilizar la plataforma digital que quiera que de eso no quede duda, de la misma forma considero que las actualizaciones que tiene cada app van para públicos distintos pero en esta ocasión te pregunto ¿Nos sorprendió o decepcionó esta nueva actualización? Yo solo creo que cada vez perdemos más y más intimidad.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *